CICIG - Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala
Buscar: 
English l Español
        Comunicados
COMUNICADO DE PRENSA 053 Guatemala, mayo 15 de 2018.
COMUNICADO DE PRENSA 052 Guatemala, mayo 15 de 2018.
COMUNICADO DE PRENSA 050 Guatemala, mayo 04 de 2018.
COMUNICADO DE PRENSA 049 Guatemala, may 03 de 2018.
        Fotonota

El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, reafirmó su respaldo a la labor del Comisionado Iván Velásquez al frente de la CICIG para continuar la lucha contra la impunidad en Guatemala.

 

La trata de personas: Esclavitud del siglo XXI

Guatemala, noviembre 28 de 2011. La trata de personas es un delito que se refiere al comercio ilegal de seres humanos con propósitos de explotación sexual, laboral, adopciones ilegales, extracción de órganos, entre otros. Además es considerada la esclavitud del siglo XXI cuyas principales víctimas son mujeres, niñas, niños y adolescentes.

De acuerdo con el Protocolo de las Naciones Unidas para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, Especialmente Mujeres y Niños (también conocido como el Protocolo contra la trata de personas) se define como: “la acción de captar, transportar, trasladar, acoger o recibir personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.”

Esta actividad ilícita se originó en la antigüedad durante un período en el que la esclavitud y la trata de personas de raza negra era una situación aceptada por la población y por el Estado. Las mujeres esclavas eran trasladadas de su lugar de origen para ser posteriormente explotadas como prostitutas o concubinas. Hoy, la trata de personas de cualquier raza, edad o sexo se considera un delito de acuerdo con lo establecido en el Protocolo contra la trata, el cual fue adoptado en Palermo, Italia, en el año 2000, y hace parte de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, o Convención de Palermo.

De acuerdo con el Secretario General de las Naciones Unidas de ese entonces, Kofi Annan, al suscribir dicha Convención “la comunidad internacional demostró la voluntad política de abordar un problema mundial con una reacción mundial. Si la delincuencia atraviesa las fronteras, lo mismo ha de hacer la acción de la ley. Si el imperio de la ley se ve socavado no sólo en un país, sino en muchos países, quienes lo defienden no se pueden limitar a emplear únicamente medios y arbitrios nacionales. Si los enemigos del progreso y de los derechos humanos procuran servirse de la apertura y las posibilidades que brinda la mundialización para lograr sus fines, nosotros debemos servirnos de esos mismos factores para defender los derechos humanos y vencer a la delincuencia, la corrupción y la trata de personas.”

Queda claro entonces que la trata de personas es un delito global. Y dentro de los delitos más lucrativos para el crimen organizado ocupa el tercer puesto, después del tráfico de drogas y el tráfico de armas.

Capacitación a Fiscales
En días pasados, la CICIG, con recursos de la embajada de Alemania en Guatemala, realizó una capacitación en investigación y persecución penal del delito de trata de personas, a cerca de ochenta funcionarios, entre Fiscales de la Fiscalía Especial contra la Impunidad, Fiscalía de Delitos contra la Vida, Crimen Organizado y personal de la Policía Nacional Civil. La capacitación fue impartida por el abogado costarricense y consultor internacional en trata de personas, Licenciado Luis Centeno Muñoz. Según él, “en los últimos cinco años la trata no sólo se ha diversificado en la explotación sexual sino también laboral, y por esa razón hay un incremento en la mano de obra esclava de hombres, mujeres y niños en las diferentes áreas de industria, comercio y servicio”.

Agregó que los tratantes no quieren únicamente explotar a las víctimas sino someterlas a la esclavitud para que puedan ser fácilmente controladas, y buscan que éstas sean obedientes a través de diferentes formas de dominio como la violencia, la coacción y las amenazas.

Los tratantes se aprovechan de determinadas circunstancias de las personas para acercárseles e iniciar la captación o el reclutamiento de las víctimas, lo cual puede suceder a través de una oferta engañosa, el rapto, el secuestro, la coacción o la amenaza a los familiares, entre otras tácticas. Las víctimas son trasladadas, dentro o fuera del país, con el propósito de esclavizarlas y explotarlas de manera sexual, laboral, entregando niños en adopción ilegal, o reclutando menores para participar en actividades ilícitas, entre otras formas de explotación.

“La red de trata se ha diversificado y busca víctimas en diferentes lugares como universidades y colegios privados, discotecas, salones de baile, parques, etc., en donde buscan víctimas de acuerdo a determinados perfiles y a lo que han solicitado los clientes”, detalló Centeno.

A criterio del experto, para el tratante no hay distinción de género ni edad, aunque por lo regular hay preferencia por los niños porque son más fáciles de controlar y preparar para que realicen -bajo explotación- una determinada labor. Y en cuestiones de género son muy buscadas las mujeres, principalmente para el comercio sexual.

En el caso de los hombres, se les utiliza para explotación laboral en la pesca, en el campo, en la construcción o en la maquila. “Trabajan en condiciones infrahumanas para fabricar artículos que después son vendidos en el mercado convencional o pirata”, expresa Centeno.

A consideración del abogado, la trata con fines de explotación sexual es la modalidad de trata más evidente en los países centroamericanos –además de los casos de adopción ilegal-, mientras que en Sudamérica se presenta la trata con fines de explotación laboral, la cual también se está extendiendo en la región y en México.

Instrumentos para combatir la trata
Uno de los instrumentos internacionales para combatir este delito es el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, el cual fue adoptado por las Naciones Unidas en Palermo, Italia en el año 2000. Entró en vigencia el 25 de diciembre de 2003 y a la fecha ha sido suscrito por más de 120 países.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por sus siglas en inglés) es responsable de la aplicación del Protocolo. Esta ofrece ayuda a los estados en la redacción de las leyes, creación de estrategias nacionales antitrata, y dotación de recursos para implementar estas estrategias.

El protocolo compromete la ratificación de los estados a prevenir y combatir la trata de personas, protegiendo y asistiendo a las víctimas de la trata y promoviendo cooperación entre los estados con el fin de obtener esos objetivos.

En Guatemala
Guatemala incorpora los principios del Protocolo de Palermo desde el año 2005. De cara a una mejor persecución penal de este delito, la CICIG presentó una propuesta de reforma legislativa, que pretende dar a este delito un carácter de delincuencia organizada transnacional. Ver propuesta.

Actualmente la Ley contra la Violencia Sexual, Explotación y Trata de Personas, tipifica además otras conductas de violencia sexual como el proxenetismo y la producción y distribución de pornografía infantil. También, crea tipos penales que complementan la ley de adopciones y la ley contra la delincuencia organizada.

Recomendaciones:
El consultor internacional hace las siguientes recomendaciones para combatir este delito internacional:

  • Cada Estado debe tener un nivel de conciencia social de que existe la trata de personas y cuáles son sus consecuencias.
  • Impulsar políticas públicas orientadas al combate de este flagelo, que busquen desestimular la demanda de los clientes y que favorezcan a las personas de escasos recursos para ser menos vulnerables.
  • En el plano jurídico, que el juez tenga los instrumentos eficientes y aplicables para castigar a los que cometen este delito.
  • Impulsar mecanismos para atender a las víctimas de este ilícito, y darles los mecanismos para que se reintegren a la sociedad.
  • Para no ser víctima de los explotadores, las personas deben analizar cualquier oferta: de estudios, laboral o de viajes que les puedan ofrecer sin que se llenen mayores requisitos.
  • Denunciar a las autoridades a cualquier persona sospechosa que esté incurriendo en este delito.

Convención de Palermo
10mo. Informe CICIG
Contáctenos
Apartado Postal 934 "A"
Guatemala, Guatemala, C.A.

        Sobre Guatemala
  La República de Guatemala, un país montañoso que se encuentra en el Istmo Centro Americano, tiene una población estimada de trece millones de habitantes.
  Guatemala obtuvo su independencia en 1821, después de casi tres siglos de dominio colonial Español.
Inicio |  Sobre CICIG |  Historial de noticias |  Mandato |  Reforma Institucional |  Asistencia Técnica |  Informes |  Convenios |  Oportunidad de Empleo |  Contáctenos
2020 Comision Internacional Contra la Impunidad en Guatemala. El contenido de este sitio es público y puede ser replicado citando la fuente.