Capturan al exdiputado Mario Israel Rivera Cabrera

Capturan al exdiputado Mario Israel Rivera Cabrera

 COMUNICADO 042 | Foto: CICIG.


El día de hoy en operativos conjuntos coordinados por el Ministerio Público (MP), con el apoyo de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), se ejecutaron tres órdenes de allanamiento y se capturó al exdiputado Mario Israel Rivera Cabrera.

El caso contra el exlegislador surge por una investigación relacionada al narcotráfico y corrupción, en la cual se detectaron movimientos bancarios por grandes sumas de dinero producto de actividades ilícitas en la cuenta del exdiputado Rivera, las cuales no estaban de acorde con sus legítimos ingresos de la relación laboral con el Congreso de la República de Guatemala.

Las órdenes de aprehensión fueron emitidas por el Juzgado Quinto de Primera Instancia Penal por los presuntos delitos de lavado de dinero u otros activos, cohecho pasivo, cohecho activo, falsedad ideológica y equiparación de documentos. Los sindicados son los siguientes:

  • Mario Israel Rivera Cabrera
  • Jorge Árevalo Valdez
  • Ippócrates Eleades

De los anteriores sindicados fue capturado el excongresista Rivera Cabrera; mientras que Jorge Árevalo Valdez no fue hallado en su domicilio e Ippócrates Eleades reside en el extranjero.

Antecedentes del caso
Las acciones se derivan del caso denominado Kerkaporta, generado a raíz de la detención de Ramón Antonio Yáñez Ochoa, de nacionalidad mexicana y líder de una red de narcotráfico, donde se logró vincular a Jorge Alberto Rizzo Morán, exalcalde de la Municipalidad del Puerto de San José, Escuintla, a su esposa Marcos Odilia González García, y sus cuñados Israel y Jairo Antonio González García.

La esposa y cuñados de Rizzo Morán fueron capturados el 30 de julio de 2015, y condenados el 30 de noviembre de 2017 por lavado de dinero y asociación ilícita. El 30 de julio de 2015, la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) presentó una solicitud de antejuicio en contra de Jorge Alberto Rizzo Morán por su presunta vinculación con la red de narcotráfico liderada por Ramón Antonio Yáñez Ochoa. El 19 de mayo de 2016, la Sala Mixta de Apelaciones de Escuintla declaró con lugar el antejuicio contra el exalcalde.

Lectura de interés:  SOLICITAN ANTEJUICIO CONTRA ALCALDE DE PUERTO DE SAN JOSÉ POR LAVADO DE DINERO

Derivado de la estructura criminal analizada en el caso Kerkaporta, se tuvo conocimiento de la posible participación en actividades ilícitas y del ocultamiento de valores y bienes provenientes de las mismas (corrupción) por parte de de funcionarios pertenecientes al Congreso de la República de Guatemala. Se descubrieron inmuebles lujosos, uno de éstos ubicado en la calle principal de San Juan El Paraíso, de la Municipalidad de San José – Puerto San José – y otro frente a la costa pacífica en la calle principal de la calle Waikiki Iztapa, del departamento de Escuintla, de lo cual una vez realizada una investigación preliminar dio como resultado que dichos inmuebles, entre otros, pertenecían al entonces exdiputado Rivera Cabrera.

Del estudio patrimonial, económico y financiero realizado Rivera Cabrera, se estableció que recibió en sus cuentas bancarias -durante el periodo comprendido entre el 2004 y el 2015-, la suma de Q12,441,680.66, de los cuales incrementó su patrimonio en Q7,380,180.51, representados en dinero en efectivo y cheques depositados, provenientes de contratistas del Estado quienes pagaban al entonces diputado Mario Israel Rivera Cabrera, por obras realizadas principalmente en el departamento de Quiché.

Entre las personas jurídicas que pagaron comisión a Rivera Cabrera, se encuentran las sociedades relacionadas con el señor Ippócrates Eleades, quien a través de sus empresas, Multimaquinaria Sociedad Anónima, Construcciones Takis, Tubos y Metaloestructuras Sociedad Anónima y Corporación S y T Sociedad Anónima, depósito 21 cheques entre el 17 de noviembre de 2004 y el 1 de diciembre de 2008 por valor de Q1,289,400.00.

Se verificó que el 12 de julio del 2013, la Superintendencia de Bancos, a través de la Intendencia de Verificación Especial, trasladó información a la Fiscalía de Sección Contra el Lavado de Dinero u Otros Activos del Ministerio Público, referente a que en las cuentas bancarias constituidas a nombre de Construcciones Takis y/o Ippócrates Eleades y Multimaquinaria S.A., se acreditaron fondos provenientes de la cuenta bancaria a nombre del Fideicomiso del Fondo Vial, parte de los cuales fueron trasladados, sin ninguna justificación legal, a una cuenta a nombre de Mario Israel Rivera Cabrera, en ese entonces diputado al Congreso de la República, por el distrito del departamento de Quiché, constituyendo lo anterior un reporte de transacción sospechosa.

Lectura de interés:  Tribunal sentencia a cuatro personas en caso drogas, dinero y poder local

Al enterarse que estaba siendo investigado por la Intendencia de Verificación Especial, y a modo de justificar los créditos registrados en una de sus cuentas bancarias, provenientes estos de empresas relacionadas con el señor Ippócrates Eleades, el entonces diputado Mario Israel Rivera Cabrera, presentó ante la Superintendencia de Bancos, el 16 de agosto de 2013, a través del abogado y notario Jorge Arévalo Valdez, un “pagaré libre de protesto” mediante un memorial en el cual se indicaba que los movimientos bancarios señalados por la IVE como Reporte de Transacción Sospechosa, correspondía a un préstamo que el diputado Rivera había realizado al empresario Eleades, y que dicho “crédito”, fue documentado mediante un pagaré de fecha 30 de diciembre del 2006, y que todo correspondía “meramente a una transacción comercial”.

De la lectura y análisis del referido pagaré se logró demostrar que era un instrumento falso, creado para desvirtuar la investigación que se realizaba y que no se trataba “meramente de una transacción comercial”, como se pretendía hacer creer. Se estableció que para la fecha en la cual se estamparon las firmas de los señores Mario Israel Rivera Cabrera e Ippócrates Eleades, (30 de diciembre del 2006), el último de los señalados no se encontraba en territorio guatemalteco. Lo anterior se acreditó con los registros migratorios y otros medios de investigación que obran en la carpeta correspondiente.

En esta primera fase de la investigación se determinó que Mario Israel Rivera Cabrera utilizó sus cuentas bancarias para recibir grandes sumas de dinero producto de actividades ilícitas, las que no son acorde con sus legítimos ingresos derivados de la relación laboral que mantenía con el Congreso de la República de Guatemala. Este dinero a la fecha ha sido utilizado para la construcción de viviendas, adquisición de vehículos, pago de préstamos y giros a terceras personas, entre otros.

print