“La corrupción es un delito contra la dignidad humana”

“La corrupción es un delito contra la dignidad humana”

 NOTICIA 016 | Fotos: Right Livelihood Award.


El Comisionado de la CICIG, Iván Velásquez, participó el 19 de marzo de 2019 en el Foro “Corrupción y Derechos Humanos” celebrado en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. La actividad fue organizada por la Organización Right Livelihood Award, la Red Internacional por los Derechos Humanos y la Plataforma Internacional Contra la Impunidad.

 Durante su intervención, Velásquez señaló que a pesar de que “muchos corruptos sacan declaraciones contra la corrupción. Las declaraciones no tienen un impacto fuerte, si no es respaldada por una activa participación ciudadana y la prensa independiente que presionen para que el gobierno no cometa ilegalidades”.

 A su vez destacó que desde la tarea de la Comisión se ha detectado que “los cuerpos ilegales y aparatos clandestinos de seguridad han diversificado su accionar, con el objetivo de asegurar enriquecimiento ilícito para sus miembros e impunidad en su accionar”.

Haciendo referencia al vínculo entre corrupción y violación de derechos humanos, Velásquez señaló que “la corrupción es un delito contra la dignidad humana, es la fuente de la impunidad sustentada en un deficiente funcionamiento del sistema de justicia”.

“La corrupción en Guatemala no es una corrupción coyuntural, sino que es sistémica. Se ha producido una captura del Estado por parte de grupos de poder que han controlado a todo el sistema público, entre ellos el sistema de justicia”, señaló el Comisionado de CICIG al repasar los once años de esta institución en Guatemala.

Velásquez destacó que “un elemento fundamental para la estabilidad democrática es la independencia del Ministerio Público y el Poder Judicial”.

Lectura de interés:  Diario El Universo entrevista al Comisionado Velásquez

Respecto a los avances en la justicia, el titular de CICIG, señaló que la Comisión estuvo al frente de una reforma constitucional del sistema de justicia, vinculado a una mayor profesionalización del Organismo Judicial. Pero luego de ser presentada al Congreso de la República, “los sectores que siempre han tenido el control del aparato de justicia lograron dejar quietas esas reformas sin avanzar sobre ellas”.

Al mencionar la prohibición de ingreso que el gobierno de Guatemala mantiene sobre su persona al ingreso de territorio nacional, pese a lo resuelto por la Corte de Constitucionalidad, Velásquez señaló que “la reacción que ha vivido la CICIG a su trabajo es producto de que se ha llegado a afectar profundamente las estructuras  de corrupción en el país. Sin embargo, a pesar de toda la campaña negativa de difamación en contra de la CICIG y de que el Gobierno haya intentado echar a la CICIG, diversas encuestas dan cuenta que 7 de cada 10 guatemaltecos apoyan la misión de la Comisión y que debe seguir en Guatemala”.


GALERÍA DE FOTOS:

print